dscn1526-pola
Erika Molina, 2015

Me encantan las historias, me gustan los árboles, pero las historias, las historias me encantan. Desde temprana edad descubrí que las letras las guardan bien. Las aprecié y quise escribir desde entonces. Lo que me gusta de las historias es lo intangible, los “por qué” de los personajes. Me atrapa lo que no se dice, pero que está allí.

Pero bueno, aclaremos, no me encanta cualquier historia. Para que la historia valga la pena tiene que revelar algo más de sus personajes o de su autor. Pero sobre todo, tiene que tener un referente en la vida real. Tiene que mostrarnos una parte humana que cada uno puede reconocer en sí mismo. Los secretos de una decisión, las intenciones de un acto, los motivos de la realidad. Creo que existen suficientes buenas historias en la vida real que no hace falta escribir ficción. Sin embargo, la ficción a veces es una de las mejores maneras para explicar la realidad. Me encanta que los humanos seamos tan complejos como para hacer eso.

También crecí leyendo uno de los libros más locos que existen: la Biblia. Todo en ella puede ser tomado como ficción, si quieres. Lo que me cambió la vida fue cuando empecé a experimentar historias locas como las que encontraba en la Biblia en mi vida real. Era una combinación aparentemente imposible y me hizo preguntar qué rayos era verdad. Parecía que había encontrado un mundo paralelo, como el Matrix. Desde entonces, la realidad se volvió aún más cautivante. Todo el mundo que hasta ese entonces conocía cobró relevancia, porque había un nuevo ámbito superior que les dotaba de importancia.

Estas son las historias que busco, son estas las que me cautivan, las de este otro mundo, las de personas que lo viven, que lo entienden, que lo descubren. Aquí trato de contarlas desde adentro, como alguien que las ha vivido y conoce un camino a ese mundo paralelo. Así que puede ser que estés leyendo a una completa loca o puede ser uno de los descubrimientos más increíbles que hagas.


Información básica: 

1991, Cuenca, Ecuador. Estudié Lengua, Literatura y Lenguajes Audiovisuales en la Universidad de Cuenca (ECU).

Principalmente, en Niña Buena cuento historias desde la memoria, desde mis diferentes facetas y etapas que me marcaron:


También, de vez en cuando, les comparto partes de mis diarios de: ViajeEscritoraPoemas, y últimamente de Cuarentena.


Conozco a personas que merecen más de 15 minutos de fama. Así que en El Club de los Chéveres cuento las historias de personas que admiro.

Chila

No creía de todo mis frases favoritas como: “Más rápido solo, pero más lejos juntos”, o “Fuimos creados para vivir en comunidad”, o más aún, “Fuimos hechos para vivir en familia”. Dentro de mí, al parecer, si era más fácil estar solo, o sin amores grandes.

Dani

A veces lo único que necesito para volver a tener fe y si, para volver a creer, es contar la historia otra vez. Las historias que tomo por sentadas. Las mismas que digo “ya las celebré”, “ya las agradecí”, “ya recibí de ellas”. En los momentos oscuros y tristes es facil darlas por sentado. Usualmente… Sigue leyendo Dani

Feliz día papá

English Cuando él tenía mi edad, yo tenía 6 años. Mis primeros recuerdos con él comenzaron en ese entonces. El primero no es tan bueno. Él golpeó la mesa frustrado a mi y a mi tarea muy tarde una noche. Me asustó y lloré hasta llegar a mi habitación. Ese recuerdo moldeó una buena parte… Sigue leyendo Feliz día papá


Beneath the Ivy 

Aquí dejo a mi imaginación jugar. Allí encontrarás al Narrador quien te contará las “Leyendas de un jardín secreto” y si por casualidad tienes una llave podrás abrir la Puerta.


Espero encuentres algo que podamos compartir entre tantas palabras. Un gusto tenerte aquí.

Nota final: El inglés y el español usualmente se superponen en mi cerebro, así que los encontrarán mezclados por todos lados. No todo está traducido.